Pilates

En nuestro centro ofrecemos una primera consulta de evaluación, con uno de nuestros fisioterapeutas o médico para determinar cuál será la modalidad de trabajo más adecuada para ti.

El Pilates terapéutico está basado en los ejercicios que describe el método diseñado por Joseph Pilates, pero adaptándolos a las patologías y molestias de cada alumno y dirigido siempre por un fisioterapeuta. Los principios son los mismos; el control corporal, la concentración y el centro( abdomen, lumbar, caderas y glúteos). Están orientados a que cada alumno aprenda a desarrollar el cuerpo de forma uniforme y equilibrada, a corregir las malas posturas, restablecer la vitalidad física, fortalecer la mente y como diría Joseph Pilates; elevar el espíritu.

 

 

 

PILATES EMBARAZADAS:

 

Los ejercicios del método Pilates te ayudan a eliminar tensión de la espalda y de la pelvis y te puede ayudar a hacer que tu bebé adopte la posición ideal para nacer.

 

El método Pilates es una forma de ejercicio que combina la flexibilidad y los ejercicios para fortalecer la musculatura, con la conciencia sobre el propio cuerpo, la respiración y la relajación. Los ejercicios están basados en ciertos patrones de movimiento que se realizan con los músculos de la pared abdominal y del suelo pélvico, que se conocen en el método Pilates como «el núcleo estable» o base. Estos músculos también son los que proporcionan una gran estabilidad.

Durante el embarazo, los músculos de la pared abdominal se estiran debido al crecimiento del bebé y, como resultado, pueden debilitarse. Los músculos del suelo pélvico también sufren una gran tensión y tienden a estirarse y a descender más en la pelvis, debido al peso del bebé. En el embarazo, la hormona relaxina hace que tus ligamentos se estiren más de lo normal, y si los sobrecargas en exceso, puedes incluso sufrir una lesión.

Muchos de los ejercicios del método Pilates se realizan en la posición de rodillas y con las manos en el suelo, una posición que se considera ideal durante el embarazo, porque te ayuda a eliminar tensión de la espalda y de la pelvis y porque, al final del embarazo, te puede ayudar a hacer que tu bebé adopte la posición ideal para nacer.

Aconsejamos comenzar con esta actividad a partir del 2º trimestre de embarazo (4º mes de gestación)

Antes de comenzar la actividad habla con su ginecólogo para que te facilite un consentimiento en el que diga que puedes realizar dicha actividad, o pide una consulta con el médico de nuestro Spa. Es gratuita!!!

Hipertensión, placenta previa, diabetes materna, enfermedad pulmonar, anemias, fatiga extrema, hipo-hipertiroidismo, rotura de membranas, abortos habituales, contracciones uterinas, etc…

2016. Todos los derechos reservados WebconApp

1
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?
(haz clic en el icono de WhatsApp)
Powered by